Vida

03.11.2014 02:27

Tengo el placer y el gusto de comunicarle a todos, que hoy me siento feliz, que he superado una gran traición, una depresión y un proceso de injurias sobre mi persona que me tenía desanimado y con ganas de mandar todo a la mierda. Hoy es el comienzo de otra nueva vida. Aquellos que me han hecho daño, les perdono porque dentro de ellos llevan una gran enfermedad de la que yo no tengo el remedio . Se que os dolerá saber que no habéis podido conmigo, los cielos y mis antepasados me han protegido de vuestra maldad. Nada malo os deseo, porque ya corre por vuestras venas hace años algo que no tiene cura, vuestra falta de respeto a la AMISTAD.

Es el tiempo de descansar. Tengo la gran suerte de tener una cama y un refugio donde poder hacerlo. Las sábanas limpias, el silencio y la noche que me arropa. El frío se acerca a grandes pasos, pero hoy mi corazón tiene ya calor suficiente para no contar con él. Seguramente dormiré plácidamente, con algo que siempre me reconforta, la conciencia tranquila de saber que has hecho las cosas bien, algo de pena también de ver como lo está pasando mucha gente en este país, pero a mi manera hago lo que puedo por que las cosas cambien. por hoy nada más. os deseo un buen descanso y si pudiera os regalaba esta paz que hoy siento al darme cuenta que no siento rencor y deseo mal alguno a los que han hecho daño estos últimos años. He ganado esta batalla contra mi mismo y mañana pienso celebrarlo paseando por Madrid, o visitando a una amiga en Sevilla, la vida es eso poder compartir sin pedir nada a cambio. ¡Gracias a la vida, que me dado tanto ¡Buenas noches!