Un tiempo de silencio.

18.04.2013 21:36

Un tiempo de silencio siempre enseña mucho, y más cuando ese silencio tiene consigo un toque de tristeza vital. Si tristeza, una tristeza en el alma que no tiene cura inmediata porque mi entorno está enfermo, mis amigos cansados de luchar y los vecinos ya no ríen como antes. Es entonces cuando uno guarda silencio para no molestar a los demás, pero es que la risa, la alegría se ha marchado de este país, España, como si ya no la quisiéramso o no nos hiciera falta. Guardo silencio para pensar si mereció la pena haber dejado mi vida en las carreteras y mis sueños en las habitaciones de los hoteles no siempre de cuatro estrellas. A mis 63 años, parece ser que para algunos no he sido nadie y para otros no lo soy ahora, y es entonces cuando vienen a mi mente y a mi corazón, miles, millones de risas y de aplausos. Es España olvida con una facilidad pasmosa, lo malo es que tembién olvida a los que la roban, la violan, la maltratan, la hacen sentirse una mierda. Si olvidan cuando el Divino Barsda o el Galactico Madrid meten un gol. Un día me marcharé sin hacer ruido a un lugar que ya tengo escogido para dejarme vivir. Yo nunca os olvidaré, y a lo mejor alguno de vosotros me recuerda alguna vez. Pienso y sigo luchando, pero un tiempo de silencio enseña mucho.