poema 300

23.05.2018 20:38

No tengo tiempo,ni me permito el lujo
de no perdonarme, ni perdonar a otros,
los fallos del amor y del olvido.

Me quedo en el regazo de mi alma,
acurrucando como cuando era niño,
esperando el abrazo de mi madre,
como ella nunca hizo nadie mejor nido.

 

Sereno, como cuando sueño solo
que me besan de golpe las estrellas.
Que las gotas del rocío me despiertan
para decirme que ya ha nacido el día.

No tengo tiempo para los rencores,
que solo me dejaban posos feos,
prefiero ver de frente , sosegado,
a la espera de que se olviden los rateros.

Ya no me pueden robar, lo ya robado.
Nada se pueden llevar, que no lo hicieran,
pero dejaron lo mas bello de mi vida
Los recuerdos. 
Moncho Borrajo.