Pescaito.

13.03.2018 11:16

Para la madre de Gabriel (pescaito)

Muy señora mía: He tenido en mi corazón días de esperanza y una noche oscura, que aún ocupa mi corazón, por lo ocurrido con tu hijo, perdona el tuteo, en estos días tan difíciles para ti . Como tu has pedido no pienso hacer referencia a nadie nada más que a él y a ti, porque eso es lo más hermoso que he oído en los últimos años salir del corazón a la boca , de una madre destrozada por el dolo. Ya para siempre en Almería habrá un PESCAITO que nadie podrá borrar de su corazón, porque ha conseguido lo que nadie consigue, que el amor supere al odio, que la alegría venza a la amargura y que sobretodo, apartemos de nuestro corazón la temible venganza. Entenderás, que nuestra impotencia, rabia y ganas de justicia, nos haga sentirnos frustrados ante una legislación que por mucho que quiero no la entiendo. Nunca he sido defensor de la pena de muerte ni lo seré, por esa parte siéntete tranquila, en mi corazón no nada el odio, ni pienso dejarlo entrar en esa pecera donde ahora nada tu hijo Gabriel. 
Me gustaría tener la pomada para curarte la herida que te han hecho, pero has sido tú, precisamente tú, la que me ha dado la pomada a mi, con tus palabras sin odio, sin rencor hacia quienes te han quitado a tu "pescaito". Gracias, eres una de esas personas que aún me hace creer en el ser humano. 
Me gustaría que pasado el tiempo a tu hijo le hicieran un monumento, que sería una madre, tú, con un pescaito en las manos cerca del corazón. He realizado un dibujo para ti, que espero te llegue por el Facebook, es mi pequeño coral en el mar donde nada tu pescaito. Se que no será fácil, pero estoy seguro que algún día de tu vientre saldrá otro pescaito que te alegre el corazón , con los mismos ojos y la sonrisa de Gabriel, ese es mi deseo. No nos conocemos, pero para mi sería un placer poder charlar con una persona que tiene un corazón tan grande y unos sentimientos tan hermosos como tú. Espero que podamos hacerlo alguna vez. Si voy a Almería a trabajar no dudes en pasar por el teatro , lógicamente estás invitada y prometo hacerle a tu pescaito mi homenaje más sincero salido de este corazón mío, que hoy se siente triste, muy triste, pero ten por seguro que cuando visite el mar, o un acuario, siempre habrá un PESCAITO que hará sentirme mejor. Con todo mi cariño Moncho Borrajo.