Nana

20.10.2016 22:02

Todo era negro, como boca de lobo. Las estrellas parecía que se hubieran marchado del firmamento. La luna estaba sola con sus cuernos blanquecinos. En la casa tan solo se oía a una madre cantar una nana ,en un tono casi susurrante. La madre estaba cansada de trabajar todo el día, pero su hijo era lo mejor de su amarga vida. Sonó un trueno y el relámpago apareció casi de inmediato. El niño se despertó y preguntó: ¿Que fue eso mamá? Ella lo tomó en brazos y le respondió diciendo...........¿Tu que le dirías?
Ella le dijo que eran el trueno y el rayo, que estaban enamorados y no dejaban que se juntaran y cuando lo hacían, como aquella noche, el amor entre ellos era tan grande que todo se llenaba de luz y de un fuerte sonido como si se abrazaran don gigantes, fuertemente. El niño mientras volvía a dormirse dijo: Como tu y yo mamá,cuando nos abrazamos. La madre esbozó una sonrisa , mientras le daba gracias a Dios por aquella joya que le había regalo.