Me duele

26.04.2013 19:28

Me duele este país, como si fuera parte de mi cuerpo. Es muy difícil hacer reir cuando las esperanzas de la gente se esconden en lugares desconocidos, y la noche más negra cubre sus hogares. Uno no puede contra todo, y sobre todo no puede contra la sensación de impotencia que nos han creado, estos ineptos que nos gobiernan y los que lo hicieron antes. Ver a las personas revolver en la basura, las colas del paro, las colas en los comedores sociales, hacen que el corazón se me encoja y tenga que tomar fuerzas de donde sea, para salir al escenario. Cuando ocurre el milagro de la risa, es cuando se me ilumina el alma, y me crreo enviado por los Dioses para poner pomada en las heridas de toda esa gente que hace un esfuerzo económico para poder verme. Este mundo está loco, desquiciado, y uno en su mente no entiende tanta desigualdad, ni tanta avaricia. La vida es un suspiro, pero están haciendo que sea un ¡Ay! de dolor y sufrimiento. No entiendo a estos católicos de pacotilla, que comulgan y se golpean el pecho, y luego firman cosas intolerables e inhumanas. ¿En verdad son católicos?¡ Mal rebaño tiene el Señor! mas ovejas negras que blancas. ¿En verdad esta gente tiene conciencia, o solamente un Donus en el pecho, en vez de corazón? Que pena de látigo para echarlos del templo, como los mercaderes, pero uno no es Jesús, y aparecerían los policías para deterlo por alterar el orden.¿Que orden? El suyo claro, el orden de la dictadura amoral y el robo con mano blanca. Son unos miserables y espero que el tiempo y la vida les demuestre que dentro de ellos hay algo podrido que cada vez hiede más. Cada vez que les veo reírse , es como una puñalada trapera¿De que se ríen? ¿ Del hambre ageno, de la miseria, de los deshaucios? O sencillamente lo hacen porque son tontos en el sentido concreto de la palabra, sin seso y posiblemente sin sexo. La insatisfacción física suele acarrear problemas serios en los reprimid@s. Uno en su ignorancia se pregunta a menudo¿ Como los sacerdotes no les dan caña, les prohiben la comunion, etc, sabiendo lo que estan haciendo con el pueblo? Que pena que las sagradas formas no se puedran convertir en hierros candentes según la hipocresía del comulgante¡Cuantas lenguas abrasadas! ¡Cuanto mudo bajando la cabeza en el Congreso de los Diputados! El Evangelio es muy claro, pero con gafas negras no se puede leer bien; Eso si de marca, caríiiisimas. ¡Que Vuestro Dios os castigue! porque el mío, hace tiempo que no os tiene en su memoria. Me duele España, el Pais, no lo leo.