maría Dolores Pradera

29.05.2018 15:36

María Dolores Pradera.

Se nos pasa la vida,
como el viento en la sierra,
siempre amarraditos,
junto a la luna nueva.

 

Jazmines en el pelo
mientras canta la vida,
que hoy llora mi negra,
la negra María.

Hoy un poncho te abriga
cuajadito de estrellas,
para que el rocío
no moje la Pradera.

Mientras, en las Canarias
un taginaste espera,
para darte el color
que tus mejillas lleva.

Acompañada siempre
por dos gemelos perla,
y una percusión 
de ritmo y mano negra.

Bajando por el río,
aquel del contrabando,
hoy lloraba María 
de Portugal un fado.

Cadiz se queda quieta,
mientras en la Caleta,
Carlos Cano te canta
bajito una habanera.

Como lo sabe Dios,
que bonito te vaya,
y que un caballo viejo
te marque la trotada.

María de los ponchos.
de las túnicas largas,
de prendedor en pelo,
sujetando esperanzas.

¡Adiós! te quedas siempre,
te he puesto en la gramola,
tengo un vinilo negro,
perfecto en esta hora.

Moncho Borrajo.