La rosa.

27.03.2019 19:55

 

La rosa no espera,
la espina está quieta
y tema la sangre,
de la mano inquieta.
Mi rosa no es mía,
tan solo es de ella,
de ella y la espina,
que la hace bella.
¡No cortes la rosa!
que crezca y que muera,
dejando semillas,
de su amor en tierra,
pues es como el alma,
renace si riegas.
Moncho Borrajo

La imagen puede contener: planta, flor, naturaleza y exterior