La marcha

05.09.2019 10:27

Aunque los poetas insistan en que el alma se serena, hay veces que solo se queda dormida, pero no serena. Andando por los 70, te das cuenta , que aquellas personas que tu admirabas, querías o eras tu el admirado por ellas, se van marchando al otro lado, según alguno al de las estrrelas y otros a la nada, y es cuando por muy frívolo que seas, piensas ¡Claro que piensas! como se pasan los años¡Tan volando! La marcha de Blanca F. ochoa, ha vuelto a dejarme pensativo, aunque no triste, porque los años te enseñan a ver las cosas desde un balcón diferente, una ventana o a ras de suelo.El cerebro humano, ese compendio de neuronas, para mi complejo y difícil de explicar, es muy sabio, pero también un poco traidor y si no está bien engrasado, puede hacerte una mala pasada. Los que nos ponen la etiqueta de "sensibles" no saben bien todo lo que encierra esa palabra. No creo que yo sea bipolar, pero que tengo un tobogán en la cabeza, no lo negaría yo de una forma radical, porque eso de la "sensibilidad" justifica muchas veces cosas que no nos atrevemos a admitir. Como decía el poeta Alberto Cortez: Cuando un amigo se va, se queda un algo vacío.....