la edad

15.10.2014 19:18

 

Alguien dirá:¡Que pesado con los años! pero es que son los míos, los que he vivido , y si los he vivido intensamente, amando, queriendo sufriendo más de lo que piensan algunos, riendo y haciendo reír y llorando, si, he llorado mucho y aún lloraré más, de alegría y de tristeza, porque eso es la vida, una de cal y otra de arena y de vez en cuando una de hormigón armado. Dos meses y estaré en la linea oficial del desencanto, de cuando nos dicen que ya no valemos, ¡Y una mierda! Se vale el tiempo que se vale, y hay personas que valen siempre, y otros que no valen nunca., por desgracia. La vida se ha pasado muy deprisa, y desde los 50 a una velocidad inusitada. Se marcharon mis padres, algunos amigos y la "señora" soledad ha venido a verme muchas veces. Al principio la repudiaba y escapaba de ella, pero desde hace unos años, la invito a mi mesa, a mi casa y desde que nos estamos haciendo amigos, no la encuentro tan fea, debe de ser la edad. El otro día en la Elipa y en San Blas, me sentí reconfortando trabajando para gente de la tercera edad, verles la cara era un premio, sus besos, sus abrazos, y de cuando en cuando un guiño de un republicano que me apretaba el brazo, en señal de complicidad. ¡Coas de la edad! dicen desde siempre, debe de ser esa "madurez" lúcida que disfruto últimamente, y vuestra compañía en estos medios modernos, que me hacen sentir que no me rindo, que me adapto. Bueno, tengo que seguir trabajando en el próximo espectáculo: Moncho Panza. Si paras te pisan.