La cometa

03.05.2020 19:26
¡Hace tanto tiempo que te quise tanto!,
que con los retales hice una cometa,
pensé que ya estaba curado de espanto,
hoy hacía aire y... se quedó quieta.
No me duele nada, ya no tengo herida,
y cuando me hablan de ti y me miran,
notan que en mis ojos, no hay nada de ira,
entonces se callan, no cuentan mentiras.
La paz en el alma, se gana llorando,
lágrimas de risa, muy de cuando en cuando,
reírse de uno e ir perdonando,
es la medicina por irse curando.
¡Hace tanto tiempo que te he perdonado!
que no tengo herida, ni lloro callado.