Hoy Grecia

29.01.2015 21:09

Al ver lo que está ocurriendo en Gracia, uno se pregunta:¿Es que nadie se da cuenta de que si "Ellos" no quieren no salimos de la crisis? ¿Que si no pasamos por el aro, de sus Dioses del dinero, nos cierran las puertas y nos morimos de hambre (Cuba, Venezuela) Nadie se da por enterado de que estamos en manos de capitalistas sin corazón, que no les importa un comino que nos muramos de hambre? El dinero ese invento del maligno, para joder al mundo, es la causa de todos los males. Si, yo también me ilusioné en los años 70 y 60, pero la cruel realidad me dio una bofetada que me partió un labio. Baja la bolsa, de marchan los inversores ¿Y quienes son esos? los mismos que nos crean una crisis, hacen una guerra, matan a un presidente o ponen a otro, los mismos que nos vigilan por internet, y saben lo que decimos y pensamos, si lo hacemos en voz alta. Duele mucho ver lo de Grecia, mucho, y más me dolerá cuando vea recular a un hombre que tenía puestas sus ilusiones en el pueblo, pero el pueblo por desgracia ya no manda en el mundo, mandan CUATRO que ni siquiera son griegos o españoles. Podemos si, pero ellos no quieren, y sacarán mierda, y harán trampas en la partida de la libertad, siempre tienen el as para matar el tres. Tomaremos sus productos, hablaremos por sus teléfonos, comeremos lo que ellos quieran y harán que todo un continente pase hambre, si eso les interesa. Es una raza que cría a sus cachorros, para la continuidad sin rostro. Nunca dan la cara, ellos si saben quienes son, pero el pueblo no. Que pena que el país que inventó la democracia, sea pisoteado por el consumismo y el capitalismo más desaforado. Y yo existo y hablo, porque no llego a los millones que me harían peligroso,ME CONSIENTEN y eso es terrible, te sientes impotente y manejado sin poder cortar los hilos que ellos atan a los que les pueden hacer pupa, metafóricamente, porque saben que nunca les harás daño. NO me rindo, no me doblego, pero la realidad me hace ser pesimista con las libertades que a ellos no les interesen. ¡Lo siento me gustaría ser más optimista! pero la vida no me lo permite hoy día. ¡Ojalá me equivoque!