El teatro

14.02.2013 11:37

El teatro se está poniendo difícil, y yo no me puedo quejar, pero es comprensible que muchas personas no puedan ir, aunque los precios son ya tan bajos que no podremos continuar mucho tiempo así. El 21 de IVA ha sido la puntilla, es la forma más ladina de callar las voces discrepantes.  El fútbol no, ese es el punto perfecto para que las masas sean manejadas y calladas mentalmente. Como escribí en mi libro "Opúsculo Borrajo" Es la nueva religión, con sus sumos sacerdotes, el balón de oro, y sus dioses particulares. Los políticos no van al teatro porque como se apaga la luz, no se les puede ver, y eso les molesta enormemente, a ellos y a su ego desbordado, y tan necesitado cada día más, de atenciones ególatras. Muere un actor que hizo las delicias de su público, y pasa como una hoja que ca e de un árbol, solo un día y ya es olvidado ¿Que pasaría si muriera Maradona? Ese ejemplo de virtudes nasales y familiares. Este mundo necesita un vuelco y lo malo del caso es que los que pensamos así, no somos amigos de armar y muertes como algunos de ellos, que cuando no consiguen una cosa enseguida aparece un derrocamiento o una guerra interna. ¿Que pasaría si en España se prohibiera la Coca Cola y el "Macdonals "ese? Seguramente aparecería una revuelta social, Moriría el rey de algo extraño, habría algo que hiciera que volviera todo lo que ellos quieren . El teatro no mueve masas, y las que mueve no son dadas a las manifestaciones con final de terror social. El teatro siempre fue un enfermo que nunca muere, pero esta vez están tardando mucho las medicinas. LO malo también, es que últimamente en nuestra profesión hay más vendidos que rebeldes, y eso es muy peligroso, porque las manzanas podridas contagian a otras  muy rápido y el gusano de la envidia es un tremendo devorador de ilusiones.