Donante.

04.08.2014 21:21

 

Aquel ejecutivo elegante , joven y todo trajeado, caminaba a gran velocidad dirigiéndose a no se donde. La calle era peatonal. Un muchacho se le acercó con una oferta para que se hiciera donante de órganos. El ejecutivo casi lo tira de un empujón al darle con el ordenador portátil en el pecho. El muchacho recogió sus papeles del suelo y se quedó contemplando como se alejaba por la calle a toda velocidad y quejándose de lo sucedido. ¡Esta gente solo se cree que estamos para tonterías! Lo que me faltaba hacerme donante de órganos. Un sonido fuerte de un choque de coches, hizo que todos los peatones volvieran la cabeza. El muchacho salió corriendo hacia la zona del suceso. Dos coches habían chocado y habían atropellado también al ejecutivo. Mientras se lo llevaban en la ambulancia, el muchacho le dio al enfermero de la misma , una tarjeta de la sociedad de donantes de órganos , por si le pudiera hacer falta. El ejecutivo estaba inconsciente y de nada se enteró. No se que pasó con él, pero al chico lo he visto en la calle peatonal de siempre intentando hacer socios . Yo si soy donante. Al que le toque mi cerebro está apañado.