Despedida de Facebook

11.07.2015 13:06

 

Buenos días: Ha llegado el momento de la despedida de este muro. Casi siete años en los que he sido totalmente sincero con todos vosotros, y creo que como no lo ha sido ningún artista. ¿Porqué? Sería largo de contar y no quiero cansaros, ni dar pié a los que me odian para otra avalancha de ataques gratuitos. A uno le duelen las críticas sin razonamiento, los insultos sin venir a cuento, los juicios de valor sin conocerme ni en la superficie, y ya no tengo tiempo para perderlo en una lucha inútil contra gigantes que no existen, porque no tienen cara ni en el Face. Queda abierto, eso si, mi muro de artista "Moncho Borrajo " la página, para las informaciones de mi trabajo como cómico, si os puede interesar, y mi webnode El-petirrojo-y-yo.es donde seguiré escribiendo lo que me apetezca. Aquí como en la vida nadie pide perdón y hay cosas que duelen al venir cargadas de odio y envidia. Siento de verdad, que se queden personas sin mis comentarios, pero también hay quien ha dicho, que soy un creído y que nadie me necesita, que yo me lo invento para alimentar mi ego. Que no tengo humildad, y contesto hasta los insultos. Que estoy en mi declive, y no quieren ver los teatros llenos, sin ayuda de la tv, ni de nadie, después de 43 años. Seguiré en el teatro y pintando y escribiendo, que también lo hago fatal. Hoy es un día triste para mi, porqué pierdo un poco de esperanza en los demás. Este país me ha decepcionado. No haré ningún video más ¿Para que?. Mis verdades me las guardaré para mi y mis amigos, los que me llaman Ramón. ¡No me rindo! Sencillamente me canso de tanta estupidez, y mi tiempo para mi vale más que el oro. Gracias por vuestro cariño durante todos estos años , y espero que para algunos halla sido una forma de conocer más a Ramón y menos al cómico. Espero y deseo veros por los teatros y si me encontráis , saludarme y decirme que un día compartimos este muro. Otra vez gracias, despedirse de casi 18.000 personas no es fácil. Que la vida os sea benévola y que los dioses os protejan. Los que tengáis fe, pedir por mi, como yo haré por vosotros. Los tiempos no son buenos, y los carroñeros han aumentado en demasía en estos últimos tiempos. Nos veremos en el entierro de la cultura, entre banderas con círculos cerrados, que ocultan arañas negras y hoces y martillos oxidados. Mi petirrojo volará libre, porque no nació para estar enjaulado.