Creo que...

11.04.2018 18:11

Quizás sea culpa mía, que no se expresarme bien, pero últimamente me he dado cuenta, que hay personas que equivocan la paz y la tranquilidad con la tristeza y no es así, al menos para mi. Cuando uno se siente bien consigo mismo, es cuando su entorno empieza a sentir esa paz que uno transmite y los animales para eso son especialistas y conocen nuestros estados de ánimo como nadie. Se va a cumplir un año que tuve que tomar una decisión muy seria y penosa para mi, pero la vida, esta eterna malabarista, ha conseguido que fueran mayores los encuentros que los enfrentamientos y los que se fueron, que no fueron muchos, dejaron paso a otros que me han dado mucho más de lo que yo esperaba. El tiempo , los años vividos, hacen en algunos, el milagro de la reconciliación con uno mismo y es entonces , cuando la vida y las cosas se ven de otra manera, sin prisa, sosegadamente y sobre todo sin ganas de venganza o rencor alguno, tan solo una tristeza de ver como hay personas que no aprovechan las manos tendidas y se pasan toda su vida quejándose de lo que ellos entienden por suerte en los demás, sin pararse a pensar, que no es suerte, es trabajo, Aquí nadie regala nada. He llegado a pensar, que esa paz o tranquilidad conseguida, cabrea mucho a los envidiosos, los mediocres y sobretodo , aquellos, que queriendo hacernos mal, la vida les devuelve las bofetadas y no saben de donde les vienen, sin saber que son las que ellos dieron a los demás. Cuando uno aprende a perdonar desde dentro, no de boquilla, El perdonado no logra entenderlo y es entonces cuando la acidez en el estómago se convierte en mala leche, y eso ya no tiene cura. 
Cuando uno sale de un pozo oscuro, sea una enfermedad o un problema grave al que no veía solución, sale de él con unas gafas muy especiales, que le hacen aprender a saborear las cosas pequeñas de la vida, esas por las que no se pelean en los Emiratos Árabes por ellas. ¡Tranquilos no estoy triste! lo estuve y mucho, pero me estoy haciendo amigo de un peludo que no me permite estarlo.