Cosas

08.02.2015 22:10

Hay personas que creen que hablo mucho, pero la realidad es que hablo más bien poco. ¿Ya me dirán como se puede hablar mucho si no se está acompañado? Hoy las calles de Vigo estaban desiertas,eso que aquí no ha nevado. El fría hace que las personas se queden en casa, y que se retomen las viejas costumbres del chocolate, el Monopoly o las cartas. Hoy no fui al estudio, me quedé en casa, en esa casa donde casi no vivo, la misma que me acogió en mi juventud donde vivían mis padres. Abrí cajones, miré armarios, miré los baños y la cocina, como si no la conociera. Hay que limpiar las cortinas, y los cristales, pero eso será en primavera cuando hagamos una limpieza general como todos los años. Miré los cuadros, las estanterías y me senté delante del televisor encendido con la mente en blanco, intentando absorber la casa. pensé largo rato sobre mi vida, y que estos días hay compañeros que han tenido que suspender las funciones por el frío, ¡Con lo que cuesta llenar un teatro!. Seguimos con el IVA en el 21, y la moral por los suelos. Ayer la gala seguramente fue todo glamour, pero solo de apariencia. Casi todos los presentes no tienen trabajo, y los del teatro no digamos. ¡Escribir un libro , para qué! Matarte pensando como hacer reír a los demás, hay veces que piensas que no merece la pena. En Galicia tenemos una hora menos geográficamente, pero la noche ya ha ocupado su puesto después de despedir al sol . me siento ante el ordenador , abro el Facebook y otra vez, que si el padre de Pablo iglesias fue del FRAP. Me cansa esta España cotilla y desmembrada. Esta piel de toro ensangrentada por la envidia desmedida y la mediocridad soterrada. Yo, yo, yo, siempre yo, nunca nosotros, todos. Esto no es un país, es una corrala de otros tiempos. A este paso volveremos a no hablarnos porque yo vivo en el primero y tu en el ático. ¿Como se arregla esto? Con cultura ¿Y eso que es? ...Ya no se puede decir si alguien te gusta o no, porque te cae un chaparrón de venganzas guardadas desde hace años y piensas que este país es rencoroso. Porque tengo cosas que arreglar, y no con la justicia, que si no, hacía una maleta y me marchaba a cualquier lugar del mundo. Si haces una cosa, ¿porqué la haces? si no la haces, pues muy mal. Si no sales en la tele no existes. Y yo callado, porque pensar cabrea mucho, y si dices que piensas, entonces eres un pedante, y un prepotente. Hay personas que dicen que me presente a las elecciones ¿Para qué? ¿Para que me tiren más mierda encima? Seguiré haciendo viñetas, trabajando en los teatros que me dejan, y practicando el viejo arte de pensar. Gustar a tanta gente como le gusta lo que hago, ya es mucho en la vía y en este país un milagro. Sigo pensando en la gente que no tiene casa, en los que no saben como pagar el piso este mes. Las luciérnagas que viven en la bombilla de la lámpara de la mesa de mi escritorio, de hiñan sus ojos y me invitan a dejarlas descansar. La casa está en silencio.

Hay personas que creen que hablo mucho, pero la realidad es que hablo más bien poco. ¿Ya me dirán como se puede hablar mucho si no se está acompañado? Hoy las calles de Vigo estaban desiertas,eso que aquí no ha nevado. El fría hace que las personas se queden en casa, y que se retomen las viejas costumbres del chocolate, el Monopoly o las cartas. Hoy no fui al estudio, me quedé en casa, en esa casa donde casi no vivo, la misma que me acogió en mi juventud donde vivían mis padres. Abrí cajones, miré armarios, miré los baños y la cocina, como si no la conociera. Hay que limpiar las cortinas, y los cristales, pero eso será en primavera cuando hagamos una limpieza general como todos los años. Miré los cuadros, las estanterías y me senté delante del televisor encendido con la mente en blanco, intentando absorber la casa. pensé largo rato sobre mi vida, y que estos días hay compañeros que han tenido que suspender las funciones por el frío, ¡Con lo que cuesta llenar un teatro!. Seguimos con el IVA en el 21, y la moral por los suelos. Ayer la gala seguramente fue todo glamour, pero solo de apariencia. Casi todos los presentes no tienen trabajo, y los del teatro no digamos. ¡Escribir un libro , para qué! Matarte pensando como hacer reír a los demás, hay veces que piensas que no merece la pena. En Galicia tenemos una hora menos geográficamente, pero la noche ya ha ocupado su puesto después de despedir al sol . me siento ante el ordenador , abro el Facebook y otra vez, que si el padre de Pablo iglesias fue del FRAP. Me cansa esta España cotilla y desmembrada. Esta piel de toro ensangrentada por la envidia desmedida y la mediocridad soterrada. Yo, yo, yo, siempre yo, nunca nosotros, todos. Esto no es un país, es una corrala de otros tiempos. A este paso volveremos a no hablarnos porque yo vivo en el primero y tu en el ático. ¿Como se arregla esto? Con cultura ¿Y eso que es? ...Ya no se puede decir si alguien te gusta o no, porque te cae un chaparrón de venganzas guardadas desde hace años y piensas que este país es rencoroso. Porque tengo cosas que arreglar, y no con la justicia, que si no, hacía una maleta y me marchaba a cualquier lugar del mundo. Si haces una cosa, ¿porqué la haces? si no la haces, pues muy mal. Si no sales en la tele no existes. Y yo callado, porque pensar cabrea mucho, y si dices que piensas, entonces eres un pedante, y un prepotente. Hay personas que dicen que me presente a las elecciones   ¿Para qué?  ¿Para que me tiren más mierda encima? Seguiré haciendo viñetas, trabajando en los teatros que me dejan, y practicando el viejo arte de pensar. Gustar a tanta gente como le gusta lo que hago, ya es mucho en la vía y en este país un milagro. Sigo pensando en la gente que no tiene casa, en los que no saben como pagar el piso este mes. Las luciérnagas que viven en la bombilla de la lámpara de la mesa de mi escritorio, de hiñan sus ojos y me invitan a dejarlas descansar. La casa está en silencio.