Cordoba

03.06.2013 17:22

Estar en Cordoba después de doce años , por haberme vetado un inepto del PSOE, ha sido reencontrarme con mis amigos y la gente de esa hermosísima ciudad. No son fáciles de apaluso los cordobeses, pero verlos en pié aplaudiendo varias veces en la misma función, fue esa droga maravillosa que nos hace vivir a los que nos dedicamos a esto del mundo del teatro. Volver a ver a mis amigos del teatro y de fuera de el, fue un bofetón de aire fresco y de no dejarse ganar por los tiempos difíciles. ¡Millones de gracias !