carta...

17.09.2015 20:08

 

CARTA ABIERTA A MONCHO BORRAJO:

Ufffff, he leído lo que has escrito hoy... Precisamente hace unos días publicaba, como sabes, algo sobre este tema... ¿quién piensa en quien nos hace reír? ¿cuántos momentos malos tendréis, amigo Moncho, y tenéis que salir a escena con la mejor de vuestras sonrisas? ¿cuántas veces, ahí subido, se os cruza un pensamiento, un recuerdo que os entristece el alma y tenéis que hacer de tripas corazón?. Eres admirable, maestro... 

Y hoy te voy a aclarar por qué te llamo siempre "maestro"...

No, no solo es porque tus escritos me encantan, así como tu especial sentido del humor, sino también por cómo eres como persona... Te contaré que hace años (más de los que recuerdo), cuando fui a verte por primera vez, dije a mi acompañante que iba a esperarte fuera o intentar pasar a la zona de camerinos (creo recordar que fue en el Principal de Zaragoza, pero no me hagas mucho caso) y me dijo que ni se me ocurriera, que tú eras un gran profesional pero que en persona eras muy desagradable y que no te gustaba que fueran a verte fuera de escena... Como es mi costumbre, no me hago caso ni a mi mismo, así que fui por la parte de atrás (del teatro, lógicamente, que te veo sonreír...) y me dejaron pasar a la zona de entrada... Al poco apareciste tú, me miraste y me dijiste dónde estaba sentado, fila tal, en tal butaca... ¡juas! ahí ya me ganaste... pensé "juer qué historias mentales tiene este hombre, que técnicas utilizará" y me dejaste asombrado. Seguidamente y con una sonrisa encantadora, que mantienes imborrable, me dijiste que qué quería... me firmaste la entrada, me diste un apretón de manos y todo con la mayor tranquilidad, sin prisas...

Mi acompañante no se lo creía, decía que había oído hablar muy mal de ti como persona, le dije que se fiara de la gente y así le iría en la vida, le diste una gran lección... Desde entonces no te digo que he seguido toda tu carrera, te mentiría, pero siempre he sentido mucha simpatía hacia ti como persona, además de como, permíteme llamarlo así "personaje público"...

Eres un maestro, tanto profesional como humanamente (¿se dice así?)... Cuando nos vimos en Coruña, la verdad es que quería darte un gran abrazo... cansado, sudoroso, pero ahí estuviste, aguantando nuestras fotos (fuimos 3 personas), nuestros comentarios, firmando las entradas... eres un crack. Eres un maestro... he aprendido mucho de ti pero, sobre todo, a intentar ser una mejor persona día a día...

No te quemes, corazón... Me alegra saber que esos problemas no son de salud y, amigo Moncho, si no son de salud seguro que tienen remedio... "Si tus males tienen remedio.. ¿por qué te quejas?... y, si no los tienen ¿por qué te quejas"?.. estoy convencidísimo que saldrás de esta, sea lo que sea y no, nunca pienses en irte de este desagradecido país (y no por sus gentes), te necesitamos... 

¡¡¡VIVE, AMIGO MONCHO!!!! ¡¡¡VIVE, MAESTRO!!! Y nunca olvides que también vives en nuestros corazones... sé que esto no alimenta el cuerpo, pero reconfortará tu espíritu ¿verdad? y, lo mejor, no son palabras huecas, sino llenas del sentimiento más puro que existe... ¿Has visto tu muro? ¿Sabes cuánta gente te quiere? más de la que imaginas, porque muchos no salen aquí, en tu muro... solo vete contando los que van a tus funciones y multiplícalos por 100.000... hay mucha gente que te aprecia, que te quiere, que te debe muchos buenos momentos...

Sí esto me ha salido más extenso de lo que pensaba, pero es que... MAESTRO, todas las palabras que pueda dedicarte me parecen pocas... Lamento que no te encuentres bien, que ese problemilla haya tocado tu alma, pero recuerda, siempre, esto:
Aquí tienes un amigo... y estoy seguro de que todas estas personas que tienes aquí, dirían lo mismo... Que nunca te falte una palabra de ánimo, un apretón de manos, un abrazo... estamos aquí, amigo, con todo lo que ello significa... Sé que el Facebook es muy frío, pero detrás de cada palabra hay una persona, un corazón que, en ese momento, piensa en ti... Nunca te sientas solo, no te lo mereces ni tienes motivos... te queremos.

Suerte con lo que tengas entre manos, lo solucionarás y ya sabes, si necesitas de un amigo... Emoticono wink

Un fuerte abrazo (perdona lo extenso de la carta).