A todos aquellos ...

11.07.2018 08:54

 

A todos aquellos que no se rinden.
Érase que se era un niño, que soñaba con cosas que los demás niños no entendían, porque nunca lo habían pensado. Fue creciendo y siguió siendo un soñador al que muchos seguían sin entender, aunque también había personas que le admiraban, por decir en alto lo que pensaba, pero esto le trajo algunos problemas, como siempre pasa; la verdad suele ser muy molesta para los ineptos, los prepotentes y los que se creen superiores a los demás. No sé porqué quiso convencer a todos de que no era el camino correcto, el que habían escogido, pero fue como clamar en el desierto. Pasados los años, cuando la vida blanqueó sus sienes, escuchó a otro soñador de hallen de los mares, que vivía en un país pequeño. Comprendió que no era el único que soñaba con otro mundo y se dio cuenta que todos aquellos que pensaban de la misma forma, eran olvidados y muchas veces tratados como personas que no vivían la realidad. Entonces vino a su mente la idea de que no era de este mundo, que algo le había hecho diferente y que solo unos pocos- muchos, eran como él, pero no se conocían porque eran silenciados, por aquellos a los que no les interesaba su concepto del mundo y de la sociedad.Cuentan que ha visto pasar por delante a muchos ladrones de ilusiones, engañadores, rémoras, mediocres con grandes cornamentas, frustrados de la riqueza, vampiros de la alegría, solitarios de cristales tintados etc. A veces dicen de ellos, de esos que se sienten diferentes, eso de: Es un soñador. ¡Curioso eso del Soñador! lo dijo de mi un niño cuando compuso su primera canción, recuerdo que se llamaba Tontxu y vivía en Bilbao, pero han pasado ya muchos años de aquello. Y colorín colorado...

La imagen puede contener: árbol, planta, cielo, exterior y naturaleza
 

A todos aquellos que no se rinden.
Érase que se era un niño, que soñaba con cosas que los demás niños no entendían, porque nunca lo habían pensado. Fue creciendo y siguió siendo un soñador al que muchos seguían sin entender, aunque también había personas que le admiraban, por decir en alto lo que pensaba, pero esto le trajo algunos problemas, como siempre pasa; la verdad suele ser muy molesta para los ineptos, los prepotentes y los que se creen superiores a los demás. No sé porqué quiso convencer a todos de que no era el camino correcto, el que habían escogido, pero fue como clamar en el desierto. Pasados los años, cuando la vida blanqueó sus sienes, escuchó a otro soñador de hallen de los mares, que vivía en un país pequeño. Comprendió que no era el único que soñaba con otro mundo y se dio cuenta que todos aquellos que pensaban de la misma forma, eran olvidados y muchas veces tratados como personas que no vivían la realidad. Entonces vino a su mente la idea de que no era de este mundo, que algo le había hecho diferente y que solo unos pocos- muchos, eran como él, pero no se conocían porque eran silenciados, por aquellos a los que no les interesaba su concepto del mundo y de la sociedad.Cuentan que ha visto pasar por delante a muchos ladrones de ilusiones, engañadores, rémoras, mediocres con grandes cornamentas, frustrados de la riqueza, vampiros de la alegría, solitarios de cristales tintados etc. A veces dicen de ellos, de esos que se sienten diferentes, eso de: Es un soñador. ¡Curioso eso del Soñador! lo dijo de mi un niño cuando compuso su primera canción, recuerdo que se llamaba Tontxu y vivía en Bilbao, pero han pasado ya muchos años de aquello. Y colorín colorado...

La imagen puede contener: árbol, planta, cielo, exterior y naturaleza