A las 11 de la noche

30.04.2013 00:39

A las 11 de la noche, la ciudad de Vigo parece fantasma. De cuando en cuando un coche pasa como si no quisiera molestar y un taxi recorre lentamente la ciudad con su luz verde encendida. Alguien sale de un bingo. Hace frío aunque es primavera.LAS LUCES ESTÁN ENCENDIDAS PARA ILUMINAR LA NADA. Las tiendas apagan sus escaparates a sabiendas de que nadie anda a esas horas por la ciudad. El puerto más importante de España de pesca de altura, es hoy un suspiro lángido de lo que fue. Esta hermosa ciudad de piedra granítica y que pudo ser un San Francisco Europeo por su situación geográfica, hoy me ha puesto triste. Mi infancia era el Berbés, El Castro, Castrelos y una Gran Vía que no se terminaba de edificar nunca. Paseo lento por la ciudad, nadie me sigue, no sigo a nadie, no hay nadie a las 11 de la noche. Hay un halo de tristeza en el aire. El peso de la inmoralidad política. Algún día pagaran lo que están haciendo, y ese día muy pocas manos les darán ayuda. Seguramente comprarán bocas con el dinero, pero no corazones. ¡ME DAIS PENA, MUCHA PENA! No habrá pastillas suficientes para que podáis dormir, y aunque no lo creáis , si tenéis conciencia, podrida, pero concienciaAmanecerá, y la noche caerá en el recuerdo.