Este mundo desconocido del blog se abre hoy para poder dialogar con mi amigo El petirrojo. Muchos lo conocen del Facebook y saben de su lengua y sus ideas, a las veces contradictorias como la vida misma. Espero que sea fácil entenderlo y entenderme, porque esa es mi única pretensión al iniciar esta nueva andadura. Moncho Borrajo Domarco.

 

Cada uno de los escritos son solo alfileres de un traje al que algunos llaman vida, y que solo terminamos de hacer , el día que nos marchamos definitivamente. Ramón.

Blog

Salvador Tavora

08.02.2019 10:02

Salvador Távora: Nos conocimos en el año 1972 cuando estrenaron "Quejío" en Valencia y me quedé enamorado de su teatro y de su honradez. Ha muerto y puedo afirmar sin temor a equivocarme, que tardará mucho tiempo en salir otra persona que amara tanto el teatro y a Andalucía en su esencia. El con su teatro me enseñó a mis 23 años , que Andalucía tenía otro olor, otro ritmo y un idioma propio. Ya no tendrás más censura.

Cuerda rota, soga atada
a la espalda del obrero,
cante "jondo" sin guitarra,
grito eterno. 
Se ha muerto Salvador,
dicen que no quiere el cielo,
que le dejen un teatro
sin censuras ni camelos.
¡Que despierte Andalucía!
Que no es bueno tanto sueño,
y no se deje pisar,
por las botas de otros dueños.
¡Que se cierren los teatros!
Que hoy está de luto el pueblo.

La imagen puede contener: una persona, primer plano

 

Javier Fernández

01.02.2019 18:22

Javier Fernández. 
El ángel que bailaba sobre el hielo con cuchillas de plata,
dejó las alas colgadas en la nube del silencio.
Se llevó el oro de nuestros corazones, colgado al cuello,
mientras la música de Pablo prometía amores eternos.
He despertado del sueño de la danza,
Ya no volveré a ver a don Quijote entre los hielos.
Ni el mimo volverá a sentir frío.
¡Gracias a los cielos por haberte enviado!
Nadie pensaba que los ángeles del hielo vivieran en España.
No nos conocemos personalmente, pero...
Yo no creo en las distancias ni en las cortas ni en las largas.
Cuando necesites una risa, yo te la regalo,
por todo y tanto que tu me has dado.

La imagen puede contener: una persona, de pie
 

 

¡Déjame que te cuente un cuento!

29.01.2019 21:13

 

¡Déjame que te cuente un cuento!
Llovía y el viento cantaba una canción, en un tono demasiado alto. La noche no era agradable. Metida en la cama y en la postura fetal, María se tapó la cabeza por temor a que el viento se la pudiera llevar. Su padre había apagado la luz y la había arropado, después de leerle un cuento por enésima vez en aquel mes. Un perrito de raza desconocida, estaba acurrucado a sus pies, sin que pudieras saber donde estaba su cabeza o la cola. María no quería sentir miedo, pero... Aún no estaba dormida del todo, cuando sintió que unos brazos la tomaban y la llevaban a otra habitación y a otra cama, la de sus padres. Sintió que estaba protegida por dos montañas de calor amable y notó como unas pequeñas patitas caminaban sobre la colcha buscando sus pies. La mañana amaneció radiante. María se levantó y mientras se peinaba su pelo blanco de cabellos de nieve, se sonrió al ver como las arrugas marcaba sus ojos y después de despedazarse, se ciño la bata de flores que le había acompañado es sus noches de éxito, en los teatros de todo el mundo, y bajó a la cocina para desayunar. María tenía 70 años y sonrió al recordar el sueño de aquella noche ¡ Cuanto tiempo sin sentirse niña!

Poema de dentro.

28.01.2019 19:14

Mirando la esperanza
me senté en el olvido,
en la piedra habladora
del silencio diario.

Quedé quieto, tranquilo,
sin ganas de camino,
con la mano extendida,
cual mendigo de almas.

Me sentí iluminado
desde dentro hacia afuera,
y no entendí el motivo
de aquel pozo de antaño.

Las rodillas heridas,
de los viejos guijarros,
de aquellas zancadillas,
de los seres amados.

Lo sentí muy lejano,
como si no existiera,
como nube de otoño
de un invierno claro.

Una hoja calló 
desde un árbol cercano,
su baile me avisó
que llegaba el ocaso.

En la puesta del sol,
me sentí arropado,
ya no tendría frío
¡Todo había pasado

Moncho Borrajo.

 

Quiero ser minero

26.01.2019 12:08

No quiero que me cuenten nada más. 
No quiero que me informen por dinero.
¡No quiero! ¡No quiero!
¡ Iros al infierno de la falta de audiencia! 
!Poca vergüenza!
Apaguemos las televisiones y dejémosles morir con el silencio.
No quiero que me cuenten nada más.
El mando a distancia se niega a funcionar.
En mis manos tengo un libro
de poemas repletos de esperanza,
y en mi corazón a Sancho Panza.
¡Maldita cordura!
No quiero que me cuenten nada más.
¡Madre, quiero ser minero!
Topo de ilusiones y esperanzas.
¡Madre quiero ser minero!
Y no es por dinero.

poema X

22.01.2019 21:44

La nieve cuando la toco,
me da calor en mis manos,
después de dejarme helado,
al robarla de tus labios.

Amor que hiela y que quema,
como la amante mirada,
que huye cuando la miras,
y te besa cuando callas.

 

Autorretrato

21.01.2019 11:35

Autorretrato.
Si por decir verdades fui vilipendiado
y casi muero por la envidia asfixiado,
¿Que no esperar del rey,que no me hiciera
por escribirle en verso lo más claro
de los que le rodean, roban y difaman,
achacándole al pueblo lo malvado?
Pago hoy con el silencio mi pecado,
más la historia hablará de mi persona,
de mis versos, mis risas y mis bromas,
que al político y a la corte molestaron.
No tengo Góngora, ni enemigo tan preclaro,
pero en España he sido difamado,
y cuando la justicia la razón me ha dado,
nadie pidió perdón por lo insultado.
Cómico soy, bufón malhumorado,
poeta y pintor alguien me llama,
Pepito grillo de un mundo de Pinochos,
que roban cada día en España. 
Cual ave Fenix salgo de mis cenizas,
a punto de cumplir setenta años,
defiendo mis creencias como un lobo,
y como él, peleo en solitario. 
Me siento amado, querido y respetado,
por aquellos a los que niegan la palabra,
y no callaré ni en escritos ni en teatros,
por defender a los pueblos de esta España,
de las garras de aquellos que la roban,
tapando las miserias de sus casas.

Carta a los Reyes Magos.

04.01.2019 12:17

Queridos Reyes magos: Me he portado como siempre y como desde hace muchos años ya, no pido nada para mi, tan solo salud y trabajo, del dinero y del amor ya me encargo yo. No se si podréis hacer algo en el tema político, me temo que no, pero creo que para no volver de vacío, os podías llevar con vosotros, a todos los ladron@s, mentiros@s, prepotent@s, egocéntric@s y chafuller@s que tenemos en España . Perdonar por lo de la "@" pero últimamente andan muy triquismiquis con eso del masculino y el femenino, pero se olvidan del neutro... ¡Que anda que no hay! Cuidado en donde dejáis los camellos y si no, podéis venir en el Falcon de Pedro, que os sale barato, solo 285 euros por persona, servicio de bar incluido. No os molesto más, que se que son días de lío. En casa como siempre os dejo algo de comer, pero no almendras ni cosas de esas y nada de alcohol, que luego pasa lo que pasa y no sabéis volver a casa. No os asustéis si os encontráis, con gente que dice ser vuestras mensajeras y defensores de la República, pero tomarlo con humor. La mesa que os puso la Colau en Barcelona, no es para que cenéis, os aviso porque parece un comedor, pero no. Os deseo un buen viaje y una buena noche. Atentamente Moncho Borrajo Domarco.
P.D. Recuerdos a vuestros hijos, espero que pronto os reemplacen en el trabajo, ya tenéis derecho a un buen retiro, pero hacerlo en Alemania, aquí no merece la pena.

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie

 

Cuento de Navidad

23.12.2018 19:09

 

Cuento de Navidad. 
Por mucho que el quisiera, ese día no nevaría. La isla en la que vivía no contaba con eso pudiera ocurrir un 24 de diciembre,pero aquella mañana Ramón miró hacia el monte Teide, esperando poder verlo con su gorro blanco, pero la mañana estaba despejada. Paseó un poco con su perro y después de darle una golosina perruna, sintió un pequeño escalofrío en su espalda. Los amigos estaban lejos físicamente, aunque no de corazón y la noche se esperaba tranquila. Llegó la tarde y cuando anochecía, una pareja de amigos vino a buscarle para celebrar la cena de Noche Buena. Ramón no se puso sus mejores galas como otros años, porque no hacían falta, los amigos con los que cenaba, era una familia sencilla y, no había que dar explicaciones a nadie, tan solo pasar juntos aquellos momentos. Cuando volvió a su casa, Marco, su perro, le esperaba como siempre , dirigiendo la orquesta de la vida, con la batuta de su rabo peludo. La noche tenía casi la luna llena y unas pocas nubes jugaban a esconderla de cuando en cuando. Ramón se sentó en el sofá, delante del televisor encendido, sin escucharlo apenas y dejó que su cerebro jugara a recordar los años pasados. Cumplía años el día 25, 69 años y los 70 asomaban ya la nariz, por la ventana de la vida. Sin darse cuenta se quedó dormido. Papá Noel no le había traído nada, quizás porque había mucha, mucha gente, más necesitada que el de recibir un regalo, por muy pequeño que fuera. A Ramón no le importaba, la vida ya le había regalado muchos aplausos y cariño, como para exigir algo más. Notó un poco de frío y se dio cuenta que había dejado la puerta de la casa que daba a la cocina, abierta. ¡De pronto! vio entrar a Marco todo feliz y moviendo el rabo como nunca lo había visto hacer. Al llegar donde estaba Ramón, puso sus patas delanteras sobre las rodillas de este y cual no sería la sorpresa cuando vio, que en la boca de su perro, había una lagartija coleando . La tomó en su mano y comprobó que no estaba herida y que Marco le miraba con los ojos como platos y la lengua fuera, mientras su rabo dirigía la sinfonía del nuevo mundo. Ramón salió al jardín y detrás de el su perro Marco. Soltó la lagartija entre unas piedras y se abrazó a Marco, mientras este le lamía su cara con la lengua en señal de cariño y alegría. Ramón tocó con su mano la medalla que llevaba colgada en su pecho y contemplando el cielo estrellado, le dio gracias a su Dios, por aquel nuevo amigo que se había acordado de su cumpleaños. 
En noches de luna puede ocurrir de todo. Moncho Borrajo.

La imagen puede contener: perro
 
 
 

 

No me da pena morirme

15.12.2018 12:00

No me da pena morirme, 
me da pena no vivir,
sorprenderme como un niño
o prohibirme el reír.
Me da pena quien no siente,
la mirada del amor,
por una vez en la vida,
y no conoce el dolor.
Me da pena el que no sueña,
ni de noche ni de día,
porque tan solo pretende,
ser más rico cada día.
¡Me dan pena tantas cosas!
que aplauden los demás,
que la muerte no me apena,
porque se que ha de llegar.
Pero antes de que llegue,
he de vivir y de amar.

La imagen puede contener: Moncho Borrajo Domarco, sonriendo, sombrero y primer plano
 
 
 

 

Elementos: 31 - 40 de 761
<< 2 | 3 | 4 | 5 | 6 >>

Novedades

No es tan malo creer en algo.

07.09.2018 21:09
Antes de ir al templo, arregla las cosas de tu casa y tu familia, porque Dios está donde estás tú. Se puede orar en cualquier lado, desde la playa a la montaña, del desierto a la selva, porque todo está en tu interior, el perdón y el arrepentimiento. Nos hacen falta grandes ceremonias para ser...

Aviso a los visitantes

05.04.2012 13:56
Haz saber a tus visitantes las noticias y eventos en tu website lo antes posible. Debes mantener tu website al día y así tus visitantes se acostubrarán a visitar tus páginas con regularidad. Puedes usar feeds RSS para enviar nuevos artículos directamente a tus lectores.

Se ha lanzado el website

05.04.2012 13:55
Hoy hemos lanzado nuestro nuevo website. Explica a tus visitantes porqué has empezado una nueva presentación y qué beneficios les aporta. Comenta las ventajas y objetivos de tu proyecto. Intenta, brevemente, dar razones a tus visitantes del porqué deberían volver a visitar tus páginas.

Fotogalería: Inicio

La galería de imágenes está vacía.