Este mundo desconocido del blog se abre hoy para poder dialogar con mi amigo El petirrojo. Muchos lo conocen del Facebook y saben de su lengua y sus ideas, a las veces contradictorias como la vida misma. Espero que sea fácil entenderlo y entenderme, porque esa es mi única pretensión al iniciar esta nueva andadura. Moncho Borrajo Domarco.

 

Cada uno de los escritos son solo alfileres de un traje al que algunos llaman vida, y que solo terminamos de hacer , el día que nos marchamos definitivamente. Ramón.

Blog

Vacaciones pagadas.

05.08.2018 11:38

Me maravilla el amor que nuestros políticos , TODOS, tienen por España, la Patria, País, o esto últimamente, al ver como estando el país en las circunstancias en el que se encuentra judicialmente, económicamente, laboralmente y todos los entes que quieran y que los hay, toman vacaciones, cuando el resto del año no dan golpe, bueno si lo dan pero por autonomías. Demencial, patético y triste. pero no es culpa de ellosNO, es de todos nosotros que hemos asumido hace ya muchos años eso de:"Hecha la ley , hecha la trampa""A rey muerto rey puesto" "Mal de muchos consuelo de tonto" " Ande yo caliente, que se joda la gente"" cobre yo un buen sueldo, lo tuyo no lo atiendo", " Yo los elijo para chupar del botijo" "De rojo a facha, es cuestión de racha", "El que roba a un ladrón, tiene cien años de perdón", "Si nos dejan, porqué se quejan", " El de la bancada de enfrente es mi cliente". " En política no hay enemigos, hay socios"...Ya lo hemos metido en los genes.

Hare Youn

01.08.2018 21:06

A las mujeres que he querido y me han querido.
Aquella puesta de sol me traía recuerdos muy hermosos. Hare Yung, me contemplaba en silencio, mientras yo jugueteaba con una hierba de tallo alto. El sol jugaba al escondite con las nubes y le mandaba señales de colores que se reflejaban en el mar, con la suavidad del atardecer en el verano de 1968. En aquella época no había muchas mujeres orientales en España y Hare Yung, era como una flor de almendro entre las demás. Era una mujer poco habladora, pero su mirada contaba muchas más cosas que sus palabras. Ella conocía mi debilidad por las personas de mi mismo sexo, pero nada le importaba, solo una vez me dijo: El amor es algo más que el diez por ciento de sexo; no volvimos a hablar del tema. Dormíamos juntos, soñábamos juntos y compartíamos nuestro dolor como lo hace el trigo y la amapola. Hoy ya no está a mi lado. vivo solo, pero cada tarde el sol al ponerse, me recuerda que existió. nada ni nadie superará aquellos momentos, porque fueron verdaderos, sin fisuras, como las piedras del Machu Picchu. Hoy cuando los años me conducen al otoño y la tarde muere lentamente he vuelto a sentirla a mi lado, Marco también la ha sentido y con un pequeño rugido se apartó de mi, para dejarle sitio a Hare Yung.

La imagen puede contener: cielo, nubes, océano, exterior, naturaleza y agua
 
 
 

 

Volverán.

01.08.2018 20:31

¡Pues eso!

Volverán los que a Benidorm se fueron,
en la autopista las horas a perder,
pero aquellos que se fueron de crucero,
lo harán otra vez. 

 

Volverán con la suegra y la cuñada,
de las sombrillas cansados al poner,
pero dirán que vienen descansados,
y eso no puede ser. 

Volverán con la piel toda quemada,
por ahorrar la protección solar,
pero otros bajarán la persiana,
y en un mes ya no saldrá.

 

¡No me quieras tanto!

01.08.2018 19:23

Coplas de despedida.

¡No me quieras tanto!
ni me hagas daño,
no te quiere nadie
y te suena extraño.

Todo te molesta
cuando yo lo digo,
pero vives solo,
y no tienes amigos.

Entras en mi casa
sin darte permiso,
un día abrí la puerta
y se colo un bicho.

Cierra cuando salgas.
y hazlo con cuidado,
y al cerrar la puerta,
se un poco educado.

No vallas contando
que yo a ti eché,
así como entraste,
te fuiste otra vez.

Las manos vacías,
frio el corazón,
y al no tener alma,
ni una oración. 

¡No me quieras tanto!
sigue tu camino,
y Dios te perdone
lo que yo he sufrido.

 
 

 

 

Si te gusta ...

31.07.2018 20:32

¿Que te guste o no te guste?
todo depende de ti,
desde donde estás mirando, 
y si miras hacia aquí.

 

Si te gusta o no te gusta,
yo no lo puedo cambiar,
porque haga lo que haga,
nunca te voy a gustar.

No pretendo que te guste,
tiene que gustarme a mi,
y si a ti también te gusta,
pues felices y a seguir.

¿Resulta que no te gusta?
Pues que le vamos hacer,
cierras la puerta y te marchas,
y no me vuelves a ver.

 

A veces me sumerjo....

25.07.2018 22:17

 

A veces me sumerjo en una nube de nostalgias, con la sana pretensión de no olvidar lo vivido, porque los años muchas veces nos traicionan y borran nuestros recuerdos. La tarde no ha sido calurosa y los recuerdos de otras fiestas en el día de Santiago, me han traído recuerdos de mi infancia. Veranos de juegos y amigos desconocidos, niños que venían de otras partes de España donde sus padres habían emigrado y que volvía al pueblo de sus mayores. No había móviles, ni tableta y para poner una conferencia había que esperar mucho tiempo, mucho. Marco anda por el jardín y a veces viene a ver que hago y vuelve a marcharse al ver, que solo le saludo y sigo lejos con mi mente, muy lejos. Nervioso, por pensar si mi próximo espectáculo estará a la altura de lo que esperan de mi, porque es algo nuevo para mi, lo que voy hacer el día 1 de septiembre en La Coruña como comienzo de una gira, que aún no se a donde me llevará. Los nervios de los que no podemos permitirnos fallar. La noche se ha dejado ver poco a poco y el viernes nos anuncian que veremos una luna roja y al planeta Marte más cerca, algo para no olvidar, pero como siempre, nos olvidaremos de los que tenemos cerca y vemos todos los días. Hace dos años por estas fechas, todo lo veía negro, sin salida, sin luz en el fondo, pero un buen tratamiento médico y el cariño de algunas personas, han conseguido que esa nube de recuerdos, sea más clara y hermosa. A lo peor, porque mejor no se puede decir, alguien que entra en este muro, está pasando por esa noche oscura, que diría San Juan de la Cruz, solo decirle, que se puede salir, sí, cuesta, ¡Claro que cuesta! pero se sale. A veces me sumerjo en una nube de nostalgia...

La imagen puede contener: Moncho Borrajo Domarco, sonriendo, gafas, primer plano e interior
 
 
 

A veces me sumerjo en una nube de nostalgias, con la sana pretensión de no olvidar lo vivido, porque los años muchas veces nos traicionan y borran nuestros recuerdos. La tarde no ha sido calurosa y los recuerdos de otras fiestas en el día de Santiago, me han traído recuerdos de mi infancia. Veranos de juegos y amigos desconocidos, niños que venían de otras partes de España donde sus padres habían emigrado y que volvía al pueblo de sus mayores. No había móviles, ni tableta y para poner una conferencia había que esperar mucho tiempo, mucho. Marco anda por el jardín y a veces viene a ver que hago y vuelve a marcharse al ver, que solo le saludo y sigo lejos con mi mente, muy lejos. Nervioso, por pensar si mi próximo espectáculo estará a la altura de lo que esperan de mi, porque es algo nuevo para mi, lo que voy hacer el día 1 de septiembre en La Coruña como comienzo de una gira, que aún no se a donde me llevará. Los nervios de los que no podemos permitirnos fallar. La noche se ha dejado ver poco a poco y el viernes nos anuncian que veremos una luna roja y al planeta Marte más cerca, algo para no olvidar, pero como siempre, nos olvidaremos de los que tenemos cerca y vemos todos los días. Hace dos años por estas fechas, todo lo veía negro, sin salida, sin luz en el fondo, pero un buen tratamiento médico y el cariño de algunas personas, han conseguido que esa nube de recuerdos, sea más clara y hermosa. A lo peor, porque mejor no se puede decir, alguien que entra en este muro, está pasando por esa noche oscura, que diría San Juan de la Cruz, solo decirle, que se puede salir, sí, cuesta, ¡Claro que cuesta! pero se sale. A veces me sumerjo en una nube de nostalgia...

La imagen puede contener: Moncho Borrajo Domarco, sonriendo, gafas, primer plano e interior
 
 
 

 

Galicia

25.07.2018 11:07

De pedra fixen a cama,
pra me durmir docemente
e non ver a esa xente,
que hoxe esquécese de min.

 

¡Galiza canto me does!
ao ver os fillos que tes,
mamando de esos teus peitos
que xa te chegar aos pes.

traducción.- 

De piedra me hice la cama
para dormir dulcemente
y no ver a esa gente,
que hoy se olvida de mi.

¡Galicia cuanto me dueles!
al ver los hijos que tienes,
mamando de esos tus pechos,
que te llegan a los pies. 

Moncho Borrajo Domarco.

 

poema 1001

19.07.2018 21:26

Aquel apretón de manos
dado por dos caballeros,
son tan solo los recuerdos,
de una España que se acaba.

¿Donde la palabra dada?
¿Donde la honradez vivida?
¿Donde el respeto a los años?
¿Donde está lo prometido?

En la basura del tiempo,
dentro del estercolero
donde los cerdos pelean,
por conseguir más dinero.

No respetamos la historia,
mentimos por conveniencia,
nos roban las ilusiones,
y todo en nuestra presencia.

Yo voy a los cementerios
a ver grandes mausoleos,
para ver como terminan,
los que robaron mis sueños. 
Moncho Borrajo

La imagen puede contener: exterior
 

Mostrar más reaccion
 

 

¡Viva la Roja!

16.07.2018 18:35

Ya no se si es un país,
esto donde estoy viviendo,
donde llega a presidente 
cualquier lerdo,
tanto de una vivienda,
como del Gobierno.
Donde cinco "caballeros"
abusan de una mujer,
y la juez, que también lo es,
lo define claramente,
abuso y violación,
son dos cosas diferentes,
La que acusa dijo NO
pero ellos no lo entendieron,
porque ella no gritaba,
allí tirada en el suelo
Donde las cárceles son,
amplias zonas de recreo,
y por buen comportamiento,
todos cobran hasta sueldo.
Donde los reyes , lo son, 
de Oros en la baraja,
donde robar es normal,
pero en grandes cantidades,
para los que roban pan,
hay otras localidades. 
Para unos les prescribe,
para otros, nada pasa,
donde hay fotos de bodas,
que están todos como en casa.
La bandera es como un trapo,
casi nadie la respeta,
y en vez de tener escudo,
tiene un toro de mierda. 
Tierra donde cada uno,
hace su nación aparte,
según le convenga más,
y donde más se reparte. 
Es el país de los lazos,
cada cosa tiene el suyo,
cualquier día uno marrón,
será defensor del culo.
Se miente más que se bebe,
y aquí se bebe de más,
y a ser una drogadicta,
le llaman enfermedad.
La cultura bajo cero,
y el respeto a los demás,
y si no opinas como ellos,
eres un facha y ya está.
Hay un tema que no trato,
que es el de la emigración,
porque a parte de facha,
me llamarían cabrón. 
De la prensa y de la tele,
me guardo la opinión,
que la libertad de prensa,
hoy es manipulación.
En la Moncloa hay ocupas,
comunistas en mansiones,
y no hay político vivo,
que no cobre comisiones.
Y con todo y mucho más,
llega el turista a montones,
por ver como conseguimos,
vivir con tantos ladrones. 
El país en donde vivo,
no está en el mapa,
está de vacaciones,
¡Caca la vaca! 
¡Viva la Roja! ¡Ir al carajo!
os lo dice cantando
Moncho Borrajo.

Caminos

14.07.2018 19:08

 

En este camino andamos,
y al recorrer el camino,
dejamos a nuestro paso,
recuerdos de lo vivido.

Parece que olvidamos,
pero los años te enseñan,
que cuantos más años cumples,
más de tu juventud te acuerdas.

¡Caminamos tan deprisa!
¡Tanta risa derrochamos!
Que después nos olvidamos,
a que venía tanta risa.

A veces caminas solo,
otras vas en compañía,
pero el camino no cesa
y a eso, le llaman vida.

Entre cruces y veredas
se nos marchan los amigos,
y aun siempre los recuerdas,
parece que están perdidos.

No somos las golondrinas
que el poeta decía,
que colgarían sus nidos,
allí donde los tenían.

A mi se me están marchando
y no se donde se van,
igual que cuando yo marche
no volveré por contar,

Donde fui, que hay después,
si están ellos, o no están,
solo dejaré mi huella
y el viento la borrará.

La imagen puede contener: interior
 
Mostrar más reacciones

En este camino andamos,
y al recorrer el camino,
dejamos a nuestro paso,
recuerdos de lo vivido.

Parece que olvidamos,
pero los años te enseñan,
que cuantos más años cumples,
más de tu juventud te acuerdas.

¡Caminamos tan deprisa!
¡Tanta risa derrochamos!
Que después nos olvidamos,
a que venía tanta risa.

A veces caminas solo,
otras vas en compañía,
pero el camino no cesa
y a eso, le llaman vida.

Entre cruces y veredas
se nos marchan los amigos,
y aun siempre los recuerdas,
parece que están perdidos.

No somos las golondrinas
que el poeta decía,
que colgarían sus nidos,
allí donde los tenían.

A mi se me están marchando
y no se donde se van,
igual que cuando yo marche
no volveré por contar,

Donde fui, que hay después,
si están ellos, o no están,
solo dejaré mi huella
y el viento la borrará.

La imagen puede contener: interior
 
Me gustaMostrar más reacciones

 

Elementos: 1 - 10 de 692
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>

Fotogalería: Inicio

Fotogaleria